CREEL. TIERRA DE MARAVILLAS

Adentrándonos a los misterios que esconden las Barrancas del Cobre en Chihuahua, destacan tres valles en común y de los cuales son muy curiosas las formaciones rocosas que residen en diferentes partes de esta extensa superficie montañosa.
El primero es el “Valle de los Monjes” ubicado exactamente en el valle de Bisabírachi Creel, siendo un desfile de imponentes rocas que nos remontan a la fuerte evangelización que los monjes franciscanos llegaron a fundar dentro de los limites de las Barrancas del Cobre.

 

Y que sus curiosas formas te hacen imaginar como si esos imponentes monjes llegaran a ser los vigilantes de aquellas montañas, es curioso ya que este sitio fue elegido por los Rarámuris para establecerse y usarlo como un lugar sagrado.

 

Siguiendo un poco más nuestro camino nos vamos a encontrar con otro valle lleno de misterio y con formaciones rocosas erosionadas con formas muy peculiares a las de gigantescos hongos y bocas de ranas tratando de devorar algún insecto que se atraviese en su camino. Éstas ubicadas dentro da la Misión San Ignacio, justo en la orilla de la carretera puedes ver como un elefante custodia y desea un buen viaje a todos los viajeros.

 

Resulta increíble el darnos cuenta de que haya tantos atractivos turísticos tan cerca; así como éstos que les menciono, existen algunos más, como las aguas termales de Recohuata, y como la famosa y altísima Cascada de Basaseachi. Sin duda Creel además de ser un pueblo muy tranquilo en invierno se convierte en un espectáculo de nieve en el que se convierten todos sus destinos en un deleite visual y del que tienes que darte una empapada para conocerlo una vez en tu vida.

Cuéntanos… ¿Qué otro destino te ha asombrado en Chihuahua?MACHOTE-NOTAS-creel

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *